Como evitar los tóxicos de nuestra alimentación

Bajo este título tan alarmista, nos preguntamos:

¿Es necesario comer  antioxidantes, potenciadores del sabor, pesticidas, transgénicos?   Y que decir de los animales que consumimos, alimentados con  piensos que contienen cereales transgénicos , antibióticos, engordantes, hormonas. Y los lácteos? !la leche!… aquí lo dejo para no entrar en una depresión.

La industria nos asegura que en pequeñas cantidades estos venenos no son tóxicos, pero vamos acumulando en nuestro organismo un sinfin de pequeñas dosis.

Afortunadamente hay un montón de alternativas y diferentes dietas para evitar en lo posible este surtido de comestibles .

  • Empezaremos por las opciones más extremas, como es  la disciplia del respiracionismo.  Resumiéndolo mucho consiste en vivir de la luz. ¿Cómo es posible? pues  meditando muchísimo hasta ser capaz de hacer la fotosíntesis como las plantas. Si queréis ampliar la información podéis ver el siguiente documental  “Vivir de la luz”, pincha en el enlace para ver el vídeo:

http://youtu.be/tsSsKhcBRxM

  •  Las siguientes dietas son a base de verduras, por lo tanto es necesario  que los productos sean ecológicos o naturales, para evitar los químicos de la agricultura. Son métodos menos radicales que el anterior, los aglutino en un mismo grupo aunque cada uno tiene sus peculiaridades. Son el vegetarianismo, no comer carne ni alimentos que provengan de los animales. Hay  otras variantes como el veganismo, ni huevos ni leche, o el crudiveganismo, comer todo crudo.
  • La dieta mediterranea, con productos naturales o ecológicos es lo más saludable. Es la más común y utilizada. Está basada en comer un poco de todo, cocinar en casa, nada de precocinados, aceite de oliva virgén extra, productos locales de temporada, y carnes y huevos de la zona. Sobre los lácteos decir, que a no ser que se tenga una vaca o cabra en casa y se ordeñe a diario esta complicado tener este producto de calidad.

Como incorporar alimentos naturales a nuestras dietas:

  • La huerta.Tener la posiblidad de cultivar tu propio huerto es lo mejor, aunque hay que dedicarle tiempo, nos da la oprtunidad de controlar todo el proceso, aprendemos y somos conscientes de cómo se desarrolla la vida de los vegetales. Tendremos alimentos frescos y podremos hacer conservas para el invierno.

En muchos pueblos y ciudades se comparten los huertos o son comunitarios, es una manera de aligerar las tereas de cultivo, y a los hortelanos menos expertos les permite  ir conociendo este arte  poco a poco.

  • Balcones, terrazas, ventanas o jardines comestibles. Podemos sembrar en pequeños contenedores algunas plantas que tendremos siempre a mano para incorporar a nuestras ensaladas. Lechugas, espinacas, perejil, rabanitos, cebollino son algunos ejemplos.
  • Los germinados. Son muy fáciles de preparar, y se pueden hacer durante todo el año, no ocupan demasiado espacio por lo que pueden criarse en la encimera de nuestra cocina. Tan sólo es necesario un bote de cristal, una gasa, y las semillas; pueden ser de alfalfa, trigo, soja, cebada, garbanzo, lenteja, rabanito. Hay una gran variedad!!.
  • Gallineros. Un pequeño grupo de gallinas puede dar los suficientes huevos para una familia, estos serán de la máxima calidad si damos a nuestras gallinas piensos naturales, y si además pueden salir a escarbar en el jardín. Los gallienros también se pueden tener entre varias familias.

599792_632847653397918_515409558_n

  •  Plantas del terreno comestibles.  Cardillos, espárragos, corujas. Nuestros abuelos conocían una gran cantidad de especies vegetales que crecían en los campos y que incorporaban a sus platos diarios. Este conocimiento corre el riesgo de perderse si nos olvidamos de estas plantas y de sus propiedades. En otra entrada del blog también se habla un poco sobre esto, pinchando aquí la podéis ver.

 

  • Y para terminar esta entrada del blog, la mejor solución : usando LA MORA. Puedes truequear: con tus vecios hortelanos escedentes hortícolas de producción natural, panadería artesana con harinas ecológicas, pastelería vegana, productos ayurvédicos, yogur de oveja (manejo agroecológico), plantel autóctono de la zona, preparación de comidas caseras con  ingredientes naturales, productos de comercio justo y ecológico,  carne de cordero sin transgénicos, miel de las flores de nuestra sierra, y de los corrales los huevos frescos.

!Date una vuelta por las ofertas que tenemos publicadas en el sistema CES, y verás!

En nuestra comunidad de Intercambio procuramos que todos nuestros productos sean naturales y  locales, así nos ayudamos mutuamente ofreciéndonos calidad, y favoreciendo la economía de nuestros pueblos.