Sorpresa en los mercadillos: podemos comer 100% ecológico, 100% comercio justo, 100% pago en moras.

mataelpino

El Balcón de Mataelpino.

Este fin de semana ha estado muy movidito en cuanto a mercadillos.

Ana ha estado en los dos mercados y así nos lo cuenta:

 

El buen tiempo lo cambia todo! Hasta el color del cristal.
Incluso con el buen sabor de boca del mercadillo de Mataelpino: en un rinconcito muy acogedor, con bocadillos y fantas, con concierto, con una primera experiencia muy exitosa de mercadillo con mezcla de comunidades hermanas y hasta paseos en burro! Incluso con el cansancio de la dedicación, el mercadillo de hoy domingo en La Cabrera, también me ha parecido un éxito: 40 puestos abarcando la plaza y aledaños. Más de 10 de ellos aceptaban la mora. 3 nuevas altas. Nadie pidió moras de su cuenta y sin embargo, un puesto vino a ingresar sus moras (las de sigilata!) en su cuenta… (la mora se mueve!) Folletos por todas partes: en los puestos moreros, en las manos de los dueños de los puestos no moreros, en algunos visitantes, en la mesa de información, en las bocas preguntadoras, en el block del periodista (uno en cada mercadillo!). Todo eso junto me hace sentir que la mora se mueve, que la mora permanece, que la mora está. Quizá no todos tengáis o tengan esa visión, por eso comparto mis sensaciones.

mataelpino 2

Concierto en el mercadillo de Mataelpino.

 

fer nuñezQue la mora está viva y se mueve es algo que se ha visto en éste último mercadillo de La Cabrera, en el que hemos tenido en 100% moras alimentos de primera necesidad, como harina, arroz, bebidas vegetales.  Nuestro Herbolario morero celebró la llegada del buen tiempo proporcionándonos todos sus productos en moras.

!!Gracias, así es como se logra cambiar las cosas, haciendo y no diciendo!!

521579_161525410677780_1903781913_n

Mercadillo rastro-serrano en La Cabrera

La calidad en los productos que elaboramos es máxima, un lujo que nos podemos permitir cuando creemos y creamos para hacer las cosas de otra manera, más justa y equilibrada.

11500_161525170677804_1520558208_n

El Jardín de las Delicias, en el Mercadillo rastro-serrano.

Las fotografías son de Rodol.